Mediación (Familiar,Social/Comunitaria y Organizacional)

La mediación es un proceso de solución de conflictos evitando la vía judicial.

Existen múltiples situaciones en la vida en la que los conflictos son inevitables.  La perspectiva desde la cual los afrontamos es fundamental para obtener un resultado positivo.

En el ámbito de la vida personal o familiar, son frecuentes los conflictos ante situaciones complejas de abordar como las separaciones o los divorcios, conflictos entre los diferentes miembros de la unidad familiar, así como con el resto de la extensión familiar, reparto de herencias, etc.

A nivel social o comunitario, se dan conflictos de manera habitual en comunidades vecinales por cuestiones específicas de cada comunidad (comportamientos incompatibles como vecinos, integración de diferentes grupos sociales como drogodependientes, problemas para compartir los espacios comunes por diferencias culturales, etc.).

Dentro de las organizaciones, son comunes los conflictos a la hora de afrontar posiciones opuestas cuando se van a tomar decisiones importantes, así como en la forma de relacionarse entre sus miembros.

La negativa relación entre los miembros de las organizaciones repercute directamente en la calidad del trabajo y servicio de las mismas. Una imagen positiva, segura y armónica de la organización siempre favorece, entre otras variables, la fidelización de los clientes, cuestión primordial independiente del ámbito de la organización.

Desde el Colectivo Soleares ofrecemos una figura independiente, imparcial, ajena a cualquiera de las partes del conflicto, acompañando en el proceso y fomentando la mejor solución posible, aunque alcanzarla dependa en última instancia de las partes implicadas.

Facilitamos la comunicación entre los implicados, identificando y clarificando los problemas existentes que han dificultado los acuerdos hasta el momento.

Los principios generales e infranqueables de los que partimos son:

·         Imparcialidad

·         Neutralidad

·         Confidencialidad

·         Igualdad de las partes